Mi blog en Bloglovin

Hola, estoy teniendo muchas consultas sobre cómo usar el aceite de argán para el pelo, si bien, la forma de aplicarlo va a ser común a todas, sí voy a hacer unas cuantas especificaciones en función del tipo de cabellos que tengáis.

Por si no lo sabéis, el aceite de argán, aparte de todas sus propiedades, es un gran estimulante del cuero cabelludo, es rico en vitamina E, y contiene todos los elementos necesarios para mantener el cabello saludable y proporcionarle toda su belleza de forma natural.

De modo que podemos decir, que nutre y revitaliza el cuero cabelludo desde la raíz hasta las puntas, le proporciona brillo, suavidad, flexibilidad y fuerza.

Así mismo, ahora que llega el verano, recomiendo que tengáis siempre a mano vuestro botecito de aceite argán, porque tanto el sol, como el agua del mar o el agua de la piscina (cloro), nos daña mucho el cabello, y es aconsejable que lo tengamos protegido e hidratado,  con lo que el aceite de argán nos va a ayudar a conservarlo en buen estado.

De igual modo, una vez pasado el verano, el aceite de argán nos ayudará a rehidratar el cabello también.

Y muchas de vosotras diréis: pero si yo tengo el pelo graso ¿cómo me lo voy a poner?.

Podéis utilizar el aceite de argán para el pelo tanto si lo tenéis graso como si no, porque lo hidrata y lo alimenta, tan sólo varía en la forma en la que os lo debéis de aplicar.

Os dejo aquí unas cuantas recomendaciones de cómo emplear el aceite de argán en función del tipo de pelo y cómo lo tengáis:

 

Aceite de argán para el pelo con puntas secas y dañadas

aceite de argán para el pelo

Aceite de argán para el pelo con puntas secas y dañadas

Nada mejor que hacer una buena rehidratación para lucir un cabello suave y sedoso.

Aplicar el aceite de argán sólo en las puntas, dejar reposar durante dos horas, no más, y luego enjuagar con agua, preferiblemente sin champú. Dejar así el cabello hasta el día siguiente, y luego lavar con un champú suave.

Repetir este proceso una o dos veces por semana hasta obtener el resultado deseado.

 

Aceite de argán para el pelo seco, frágil y dañado

Se trata de restaurar la salud y vigor a este tipo de cabello por lo que tendremos que hacerlo de la siguiente manera:

aceite de argán para el pelo

Aceite de argán para el pelo dañado

Aplicar el aceite de argán a lo largo de toda la longitud del cabello, es decir, desde la raíz a las puntas, dejarlo actuar durante 20 ó 30 minutos. Masajear el cuero cabelludo suavemente, para que penetre el aceite y con un cepillo, desenredar el cabello para que así el aceite se distribuya uniformemente. Envolver el cabello en una toalla y dejar actuar durante otros 30 minutos. Si se quiere se puede mantener el cabello envuelto durante toda la noche. Pasado este tiempo, lavar el cabello con un champú suave y enjuagar con abundante agua caliente.

Este tratamiento se ha de hacer con una cierta regularidad pues no es suficiente una sola aplicación para reparar el cabello. Lo recomendable es una vez por semana hasta que el pelo recobre su bienestar. Luego, es conveniente hacerlo una vez al mes como mantenimiento y así conservar su elasticidad y luminosidad.

Otra opción después de utilizar esta aplicación es enjuagar solo con agua, y dejar así hasta el día siguiente en el que ya lavaremos el pelo de forma normal con champú.

 

Aceite de argán para el pelo graso

Por norma general, el lavado diario del cabello y del cuero cabelludo, hace que aumente la producción de sebo, y el papel del sebo es proteger el cuero cabelludo. Por lo que cuanto más champú utilicemos más cuidados tendremos que tener con nuestro cabello.

aceite de argan para el pelo

Aceite de argán para el pelo graso

El modo de aplicación del aceite de argán para el pelo graso, es básicamente muy parecida a las descripciones que os he dejado antes.

El aceite de argán en los cabellos grasos, se aplica de mitad del cabello hacia las puntas, se peina y se desenreda el cabello para distribuir el aceite de argán de forma uniforme, pero sin que toque demasiado el cuero cabelludo, tan sólo lo suficiente para hidratarlo y darle brillo. Se deja actuar entre 20 ó 30 minutos, y luego se lava con champú.

Yo recomiendo hacerlo cómo máximo una vez por semana o cada diez días.

Hay que tener en cuenta, que mientras más se lave el cabello graso, más grasa tiende a tener, con lo cual es aconsejable el ajustar el número de lavados en este tipo de cabellos, hasta conseguir un equilibrio, el aceite de argán, ayuda a restablecer el equilibrio del sebo en los cabellos grasos.

Espero que todas estas cositas que os he contado por aquí os sean de ayuda cuando deseéis utilizar el aceite de argán para el pelo.

 

Pin It on Pinterest

Share This

Si te gusta ¡Compártelo!

Comparte esta publicación con tus amigas